Enzimas Industriales

Desde el año 2.000 proporcionamos una amplia gama de enzimas industriales a nuestros clientes, para ayudarles en sus productos y actividades.

Conocimiento

Aspectos generales de las enzimas

Las enzimas actúan como catalizadores y a semejanza de un motor permiten acelerar de forma específica las reacciones bioquímicas sobre las que intervienen. Es decir, actúan específicamente sobre un sustrato concreto, pero sin influir sobre el resto de ingredientes de la reacción con los que simultáneamente también entran en contacto.
Las enzimas forman parte de un medio ambiente sostenible, actúan en condiciones suaves de presión, temperatura y pH y se encuentran en el interior de nuestro cuerpo y en la naturaleza.

Una de las varias formas posibles de clasificar las enzimas puede ser en base al sustrato que modifican:

  • Proteasas: que mediante el mecanismo de hidrolisis rompen los enlaces que componen las cadenas de las proteínas.
  • Carbohidrasas: que rompen (hidrolizan) los enlaces del almidón, azucares y carbohidratos.
  • Celulasas y hemicelulosas que rompen los enlaces de la celulosa y de otros compuestos afines.
  • Lipasas y Esterasas. Lipasas: enzimas que hidrolizan grasas y aceites dando ácidos grasos y alcoholes, y Esterasas que hidrolizan el enlace éster.
  • Otras enzimas

SERVICIOS

Aplicaciones enzimáticas donde estamos

Aceite de Oliva

Leer más

De todos es conocido el efecto positivo que el aceite de oliva ejerce sobre la salud. A medida que aumenta el interés por la nutrición sana se incrementa el consumo de aceite de oliva a nivel mundial.

Las aceitunas contienen en su interior de forma natural pequeñas cantidades de enzimas que ablandan la fruta durante la maduración. Su adición externa contribuye a degradar las paredes vegetales de la aceituna, liberando así cantidades adicionales de aceite posteriormente al tratamiento mecánico. Otro efecto significativo de las enzimas es el de desestabilizar la emulsión aceite-agua lo que proporciona una mayor, rápida y fácil separación de las dos fases.

Bebidas espiritosas y destiladas

Leer más

Durante siglos la humanidad ha producido bebidas alcohólicas fermentadas a partir de diversos ingredientes según fuera el origen geográfico (whisky, sake, etc). Pero cualquiera que sea la materia prima utilizada, el almidón es el ingrediente básico común a todas ellas que debe fragmentarse para que la levadura pueda transformarlo en alcohol. Para ello se utilizan en el proceso dos enzimas secuencialmente. Una alfa amilasa en la licuefacción y la glucosa amilasa en la sacarificación.

Cerveza

Leer más

Sabemos que la cerveza consta básicamente de cuatro ingredientes: agua, malta, lúpulo y levadura. En cambio, se habla poco de las enzimas que se encuentran en el interior de la malta y que realizan un trabajo indispensable. Pero a veces estas enzimas de la malta no son suficientes para realizar un buen trabajo y deben ayudarse adecuadamente. Desde hace muchos años distintas enzimas industriales (beta glucanasas, proteasas, fulgal amilasas, glucoamilasas y otras se utilizan a plena satisfacción para complementar el buen trabajo de la malta.

Curtidos y piel

Leer más

Antes de curtir la piel es necesario someterla a unos procesos de preparación para su acondicionamiento posterior. Estos tratamientos de rendido, remojo, depilado y calero, se basan en enzimas que desempeñan un papel fundamental en todos estos procesos. Lipasas, proteasas de varios tipos, incluso amilasas desempeñan una función básica en todos ellos, permitiendo aumentar los estándares de calidad de las pieles y reducir la carga contaminante de los efluentes, lo que permite unos procesos más respetuosos con el medio ambiente.

Detergencia

Leer más

Se trata de una de las aplicaciones más arraigadas de las enzimas. Las manchas sobre los tejidos son difíciles de eliminar, para ello se cuenta con la estimable ayuda de proteasas que eliminan las manchas de sangre, huevo, hierba y sudor humano, las amilasas que atacan las manchas de espagueti, natillas, patatas, salsas y chocolate, las lipasas que actúan sobre las grasas y otras manchas oleosas y las celulasas que abrillantan los colores de las prendas parcialmente descoloridas por un lavado frecuente.

Lacteos

Leer más

Personas con intolerancia a la lactosa pueden beber leche sin problema porque ésta ha sido tratada previamente con la enzima lactasa que destruye la lactosa. Otra enzima procedente de un hongo con la que actualmente se puede coagular el queso, evita tener que sacrificar necesariamente terneros jóvenes para conseguir la enzima coagulante de su estómago, como se hacía tradicionalmente.

Panadería

Leer más

Los granos de los cereales con los que se producen las harinas contienen enzimas en sí. Sin embargo, las cantidades de estas enzimas no son siempre idóneas o suficientes para el proceso de panificación y a menudo es necesario complementarlas añadiendo enzimas externas. El panadero tiene a su disposición un grupo de enzimas naturales que le ayudan a conseguir un pan de excelente calidad con unas características constantes, y a través de un proceso de fabricación equilibrado. Bien aumentando el volumen de la masa (fungal amilasa), eliminando su pegajosidad en el amasado (pentosanasas), o retardando el endurecimiento del pan en el tiempo (amilasas especiales). Junto con estas enzimas dispone además de otras más que le permiten conseguir su objetivo primordial, que es proporcionar a sus clientes el pan de excelente calidad que se merecen y que a él le encanta ofrecerles.

Papel

Leer más

El cloro es el blanqueante generalmente utilizado en la industria del papel con la consiguiente carga medioambiental. Sin embargo, puede reducirse su uso significativamente si antes del blanqueo la pasta Kraft se trata enzimáticamente. Por otra parte, las lipasas se utilizan para disminuir «el pitch» material resinoso pegajoso procedente de la madera que puede crear problemas en las máquinas de papel.

Alimentación humana y animal

Leer más

Las enzimas se utilizan en ingestión directa como comprimidos y pastillas, bien de un solo componente o formando cócteles más o menos complejos, compuestos de varias enzimas que se emplean en alimentación deportiva, complementos dietéticos y alimentarios para personas de diferentes edades.

También desempeñan un papel esencial en la digestión de los animales. Por lo tanto, añadir enzimas adecuadamente en el pienso puede suponer una ampliación del sistema enzimático natural del animal haciendo más digeribles algunos componentes propios del pienso. Diversas enzimas pueden combinarse para facilitar a broilers y lechones su alimentación adecuado y proporcionarles un rápido crecimiento. En el sector de las mascotas las enzimas ayudan a mejorar la palatabilidad y sabor de los alimentos para perros y gatos.

Hidrolizados de Proteinas

Leer más

Los hidrolizados de proteínas se refieren fundamentalmente a los casos en que el sustrato proteico procede de animales o plantas. El tratamiento enzimático se realiza por dos causas: Modificar la proteína para aumentar su valor o extraer de su origen la proteína de una forma más fácilmente aprovechable. El tratamiento enzimático modifica las propiedades funcionales de la proteína que generalmente aumentan, capacidad de batido, poder emulsionante, viscosidad, sabor, solubilidad, lo que les permite extender su campo de utilización.

Textil

Leer más

Algunas de las aplicaciones de las enzimas en el textil datan de hace más de un siglo como el desencolado (alfa amilasa) que elimina el almidón con el que antes se ha protegido el hilo de algodón para que no se rompa por tensión durante el tisaje. Otras aplicaciones más modernas son el biopulido (celulasas) para eliminar las bolitas indeseables que se forman en el algodón con el frote, el lavado de prendas vaqueras que permite sustituir grandes cantidades de piedra pómez por pequeñas cantidades de enzima celulasa lo cual permite grandes ventajas al utilizador (aumento de capacidad de máquina, menos desgaste de máquina, variedad de efectos, mejor calidad de los tejidos tratados) y un proceso más respetuoso con el medio ambiente. Otra aplicación es el lavado de los tejidos después del blanqueo con catalasas que elimina totalmente el agua oxigenada y evita que sus restos interfieran en el proceso posterior de tintura.

Vinos y frutas

Leer más

Todas las frutas y bayas que se utilizan en la obtención de zumos de fruta contienen cantidades variables de pectinas que pueden tratarse con la enzima pectinasa para eliminarla y evitar así bajos rendimiento de extracción, problemas de filtración y mejorar al mismo tiempo la clarificación del zumo.

La mayoría de las enzimas utilizadas en los zumos de fruta pueden emplearse básicamente en el vino, pero los enólogos precisan de unos complejos enzimáticos que se ajusten a sus necesidades específicas del vino y que proporcionen al mismo tiempo las ventajas tecnológicas necesarias en un campo tan exigente.

Confianza

Por qué elegirnos

20 años de experiencia

Amplio catálogo de enzimas

Política Calidad

RSIPAC

RGSEAA

¡Estamos aquí para ayudar!

Política Privacidad

Consentimiento Tratamiento de Datos

Dirección

C/Industria, 113, nave J
08420 Canovelles (Barcelona)